Los mejores videos cubanos

Loading...

sábado, 1 de septiembre de 2007

LAS POSTALITAS


En todas las épocas, ha existido el juego de niños y en especial, el que más recuerdo es el de "Las Postalitas" ¿Que niño no jugó en Cuba con postalitas? Corrian los finales de la década de los 50's, cuando se hizo popular por un programa de radio, los episodios de "TAGUARI, El Rey Blanco del Amazonas", unos episodios basados en el personaje de Tarzan, pero en América Latina. Antes de este, estaban las Aventuras de "Los Tres Villalobos", serie muy popular en la radio de Cuba. Todos estos episodios radiales fueron llevados a postalitas y como es lógico, crecimos con la idea de que éramos el personaje principal de las aventuras. Cada niño quería ser Taguarí o alguno de los Tres Villalobos.
Las famosas postalitas fueron gran parte del entretenimiento de los niños cubanos.
Era un mundo maravilloso donde tal vez se aprendía una cosita ó dos, y sino, al menos un rato de distracción. Definitivamente las postalitas fueron parte de la cultura juvenil cubana. Ya en las décadas de 1940 hasta principios de 1960, casi siempre había una serie de postalitas a la venta. El tema era tan variado como la imaginación permite. Algunas series tenían cierto valor educacional, otras la verdad que no. Sin embargo, todas eran fascinantes porque no sólo se coleccionaban, también se intercambiaban y sobre todo, servían para jugar a "las postalitas". Cada serie consistía de una cantidad de postalitas determinada. Cada postal, de papel o cartulina, tenía una imagen relacionada con el tema de la serie. Podían ser dibujos o fotos en secuencias, digamos de una aventura, o de cosas independientes, como de animales o artistas. Lo importante es que todas las postalitas estaban enumeradas y de tal forma tenían un valor relativo en la serie. Entonces salían a la venta en grupos. Digamos en una serie de 100 postalitas, unos treinta números salían primero. No tenían que ser los números más bajos, ni tampoco seguidos. Después salía otro grupo similar y así hasta que eventualmente todas llegaban a poder tenerse. Había veces que desde que salía el primer grupo a que el último grupo viera el mercado pasaban meses. Mientras tanto los muchachos se pasaban el tiempo tratando de coleccionar todos los números que ya habían estaban disponibles y pegar las postalitas en el álbum, si es que ya estaba a la venta. Las repetidas se intercambiaban, pero lo más normal era que se usaran para jugar.Algo así como jugar a las cartas, sólo que se apostaban las mismas postalitas. Claro, las casas editoras que hacían y distribuían las postalitas no podían perder mucho tiempo. Se dieron los casos en que salieron otras series a mediados de la serie corriente y los jóvenes, que nunca han tenido mucha paciencia y siempre les gustaba estar en la última, perdían el interés por la serie vieja y le dedicaban su tiempo y kilos a la nueva. Los niños teniamos locos a nuestros padres con la salida de cualquier serie. A pricipios de la Revolución de 1959, teníamos en la radio la serie de KAZAN, EL CAZADOR, protagonizada por el galán de la época, Jorge Felix, la cual fué llevada a postalitas, cuando nos sorprendió la llegada de Castro al poder. Con el triunfo de la Revolución Castrista, los niños no dejaban de jugar y de soñar con las aventuras y las vivencias de sus ídolos, cosa que aprovecharon los dirigentes de la Revolución para crear "SUS POSTALITAS", o sea que llegó el Album de la Revolución, donde tambien aparecian otro tipo de héroes y de esta forma te inyectaban el Comunismo y te enseñaban a odiar a Batista y adorar a todos los comandantes heroes de la Revolución. Esto fué el principio de la Doctrina Revolucionaria, que ocultaba el comunismo y el odio a los Estados Unidos, en historias falsas que los niños adoraban a traves de sus postalitas. Todo estaba friamente calculado. Había que imponer la Revolución desde temprana edad y en muchos casos, lo lograron. Los que tuvimos la suerte de tener padres alertas ante esta situación, no creíamos en los héroes de Fidel. No contento con este álbum de la Revolucion, se creó en 1960, otro álbum de postalitas llamado, "Juventud en Peligro", otra serie que pasaban por la televisión en la época con el actor Raul Xiques en el papel de Esteban Ventura. Juventud en Peligro, narraba las aventuras del clandestinaje en la Habana y sus héroes y malvados. Tampoco dió resultado, pero por 48 años, el Gobierno de Castro ha tratado de imponer, desde muy temprana edad, los ideales suyos a todos los niños, desde El Album de la Revolucion, hasta las Aventuras de Elpidio Valdés. Cosa curiosa. En el Centro del Album de la Revolucion, aparecian 16 héroes, Comandantes de La Revolucion, los cuales fueron desapareciendo poco a poco unos, y otros, que abandonaron a tiempo a Fidel, como en el caso de Menoyo, Hubert Matos, Humberto Sori Marin, Rolando Cubelas, Victor Bordon etc.. Esperemos que las nuevas generaciones, no se dejen lavar el celebro con esta pedagogía reaccionaria y que este escrito, les sirva para recordar nuestra infancia que se vió destruida por otro héroe de las comiquitas...el Lobo Feroz Fidel Castro.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

para mi todas las postalitas me traen el mismo recuerdo de mi nines lo mismo lo siento con el llanero solitario que con las de la revolucion...ni me lavaron el cerebro las de cowboy ni la de los comandantes..senores era simplemente un juego di nino que eranos inosentes

Anónimo dijo...

waldo en tienda venden album de postalitas de la revolucion?..